miércoles, 19 de abril de 2017

LLEGÓ EL DÍA Y LA HORA:EL "SEÑOR DEL MERENGUE",JUAN LUIS GUERRA ANUNCIA CONCIERTO EN GALICIA.



"Todo tiene su hora" y su día. Sera, el próximo 20 de julio, a las 22 horas, en el Coliseo de A Coruña, cuando Juan Luis Guerra confirme con su llegada la "capitalidad musical  latina" de esta ciudad visitada por grandes figuras de estilos musicales que comparten ritmos latinos . El dominicano, pondrá al público a "punto de baile" con el merengue y la bachata.

Con 15 Latin Grammy y dos Grammy, el intérprete de “La bilirrubina”, "Ojalá que llueva café", "El costo de la vida", "Visa para un sueño", "Bachata Rosa", "Como abeja al panal", "Tus besos" etcétera... viene con la promesa de hacer bailar a las miles de personas que acudan al recinto coruñés. Y seguro que lo hará.





De hecho ya lo está haciendo a lo largo de esta gira "Todo tiene su hora". Juan Luis Guerra ostenta el record de afluencia de público del Coliseo coruñés en su concierto de 1991, cuando la emprendió a "merengazo limpio" con las cerca de 14.000 personas que asistieron .  El dominicano no  reventó físicamente el Coliseo gracias a la fortaleza del hormigón, que estaba bien armado , y que aguantó a pesar de los muchos y   tórridos menéos tropicales.

 Ambientalmente si que aquello fue una guerra a "merengazo limpio". ¡Una locura! Se habló de que fueron 14.000 las personas  que acudieron al concierto ofrecido por Juan Luis Guerra en el Coliseo el verano de 1991. Y se especuló con que unas 10.000 personas se habían quedado con las ganas de embadurnarse con el merengue de Juan Luis Guerra. Es, sin duda, el concierto más multitudinario que ha acogido hasta la fecha el Coliseo. También el de más riesgo: por momentos, la seguridad del recinto estuvo sobrepasada y se rondó la tragedia.No se podía circular por los pasillos, las escaleras habían desaparecido y las gradas estaban a reventar. Mientras, en el ruedo, convertido en gigantesca pista de baile, no cabía ni un alfiler y la gente bailaba el merengue agarrado, como si fuera un bolero, por falta de espacio. 



Había mucha calentura que se enfriaba con alguna salida al exterior. Los instrumentos de los músicos y las voces de Juan Luis Guerra y  Los 4.40 se adivinaban, pero no se oían sepultadas por los cánticos del público que se las sabía todas, convirtiendo el recinto en un gigantesco karaoke. Volvió en agosto de 2008 y congregó a más de 7.000 personas que no pararon de bailar, sueltos o agarrados. 



De nuevo Juan Luis Guerra , que  no se olvida del cariño que esta tierra tiene por él, anuncia su visita y viene cargado de éxitos en compañía de 4.40. Son trece discos ya los que el señor del merengue, salsa y son ha publicado, y  viene con ganas.