miércoles, 27 de noviembre de 2013

XOAN PIÑÓN: PERSONAJE BRILLANTE Y ACTIVO DEL FIRMAMENTO ARTÍSTICO GALLEGO


 Xoan Piñón es  una persona, que tiene una “catadura artística” especial., fuera de serie, con un recorrido vivencial que lo incluye en el catálogo de los personajes más brillantes y activos del firmamento artístico gallego en las diferentes facetas desarrolladas a lo largo de su  siempre sobresaliente caminar por el mundo del arte, siempre mostrando una inquietud por la experimentación, la búsqueda, logrando inflexiones de genialidad que lo personalizan en su trayectoria que al día de hoy sigue recorriendo con energía buscando “formas nuevas”.


Esta es una conversación que mantuve con él en 1998 publicada en El Ideal Gallego y que, desde la admiración por su quehacer artístico recupero del disco duro de la memoria histórica.


XOAN PIÑON, MEDICO, MÚSICO Y FOTÓGRAFO

UNA IMAGEN CON UN BUEN TEXTO ES ALGO FANTÁSTICO. SI AUN ENCIMA LE PONES UNA BUENA MÚSICA, ES ALGO PERFECTO...”




Foto Pedro Puig


Licenciado en Medicina, músico y compositor, y en la actualidad, dedicado a la fotografía, campo profesional en el que destaca a nivel nacional y en el que, además de participar en numerosas exposiciones como fotógrafo autor, ha realizado gran cantidad de campañas publicitarias para primeras marcas del sector de la publicidad y de la moda.   Sus fotografías han sido publicadas en revistas como Vogue, Elle, Marie Claire, Cosmopolitan, Man ...Tiene el Premio Lux de Plata (1995) por una campaña realizada para Caramelo y ha colaborado en diversas revistas especializadas de arquitectura, información general y reproducción de arte. Ha hecho también  incursiones en la fotografía de cine ( Divinas Palabras, Continental, Finisterre...) y en el campo del spot publicitario como director de fotografía.

¿ Una imagen vale más que mil palabras?.

Bueno,... yo diría que mil palabras bien puestas valen tanto como una imagen mediocre. Unas buena imagen es una buena imagen y un buen texto siempre será un buen texto. Una imagen con un buen texto es algo fantástico y si le pones una buena música, es algo perfecto.

Xoan Piñón nace en A Coruña, en 1951, muy cerca del Castillo de San Diego. Estudia el Bachillerato en  los Maristas ...”Era buen estudiante. Solo suspendí un par de veces, en cuarto, coincidiendo con el despegue hormonal”. Veraneando en Monforte se pone en contacto con la música a través de un primo que tenia y tocaba un laud . Se compra uno, aprende a tocarlo, y pasa a formar parte de la rondalla del colegio: “Alternaba canciones de los Rolling Stones con las piezas de rondalla...

 Mi primer grupo musical serio, lo tuve a los 16 años. Se llamaba La Generación del 49 y con él  ganamos en Lugo el concurso El Micrófono de Oro cuyo premio era grabar un disco en Barcelona,. Para allá nos fuimos y grabamos, en hora y media – a mi me dejaron una guitarra Gibson fantástica-- el que creo que es el primer disco de música gallega , un E.P de cuatro canciones, al estilo de Los Relámpagos.

Acaba el bachillerato y la vocación de Médico le lleva a la Facultad de Santiago...
No exactamente. Como lo que se lleva en la época es estudiar una carrera yo elijo  Medicina , y la verdad es que no sé exactamente por qué. Desde luego por vocación, no. Hago mi carrera bien, con buenas notas, pero no me olvido de la música. Al terminar la carrera, en 1975, me tomo un año sabático y  me voy a Madrid con un grupo de teatro, El Pequeño Zoo (donde también estaba Emilio Cao) como actor y también como compositor de la música de las representaciones. Como del teatro de vanguardía que hacíamos no se podía vivir, hice mis sustituciones como médico general y como ayudante de traumatólogo, para salir adelante . Recuerdo los atracones que nos dábamos, sobre todo hacia fin de mes, de Potitos que me regalaban los representantes.

¿Cuanto duró la aventura teatral?
Dos años aproximadamente. Tuve que regresar por la mili, de la que libre por “inútil total”. Para ganarme la vida me pongo a ejercer como ayudante de médico de medicina privada y a continuación me dan una plaza de médico rural en Foz y  para allí me voy . Renuncio al año siguiente, por qué me doy cuenta de que aquello no es lo mío., pero sigo viviendo en Foz y se vienen a vivir conmigo Bernardo. Martínez y Emilio Cao. Fue allí precisamente donde preparamos el disco Fonte do Araño. Hicimos una maqueta que gusto y nos fuimos en 1977 con Antón Seoane y Xosé Ferreiros a grabar a Madrid.

¿Pensaba que algún día el Fonte do Araño tendría la importancia testimonial y artística que con el tiempo ha adquirido?
No. Esperábamos, claro está, que interesara por lo que tenÍa innovación y de referencia a la música gallega, pero nunca que llegara hasta donde llegó.

¿Y cuando surge el flechazo con la fotografía?
Precisamente por esa época. Me acuerdo perfectamente del día que por  mi casa de Foz apareció un amigo de amigo, JoaquIn Arestoy, fotógrafo de El País, con una cámara Nikon . Me enseño su funcionamiento y el flechazo fue inmediato.. Desde entonces no he abandonado ni la música ni la fotografía.

El Grupo Doa fue en su día un proyecto innovador dentro del panorama musical gallego. ¿ Que queda de él?.
Queda todo porque Doa aún sigue. Precisamente en estos momentos tenemos grabado el 75% de lo que será un nuevo disco . ¿ Cuando surgió?...Fue en 1978 charlando con Miro Casavella, que iba a grabar un disco. Le ofrezco la posibilidad de formar un grupo junto a Bernardo Martinez como núcleo central. La idea le parece bien y un año más tarde grabamos el  disco “O Son da Estrela Escura” para Ruada, la primera editorial  discográfica gallega. Despues llegaria Polaridade, con Víctor Manuel de productor, y como el grupo empezaba  a desviarse de la idea original, nos metimos en la cueva y nos dedicamos a tocar para nosotros. Ahora volvemos a salir

¿Las fotos tienen alma?.
Por supuesto que las fotos tienen alma. La foto es un momento que no se repite jamas. Capturas ese momento y lo congelas para siempre. Tienen el alma que tiene el momento cuando tú haces la foto ya sea de una persona, de un paisaje o de unas nubes. Es como un momento congelado al que algún día se puede volver a través de la foto.

Su mejor fotografía está aún por hacer.
Supongo que si... Aún tengo la suficiente energía para ser curioso, para seguir buscando las formas nuevas. Me gusta mucho moverme en el límite en el trabajo, siempre al borde del riesgo, investigando y no repetir nunca lo que hago.

¿Le preocupa pasar a la posteridad o le importa el día a día?.

Para mí el futuro no existe..., me lo puedo imaginar pero no es real. Yo vivo el día a día y no me preocupa en absoluto el pasar a la posteridad