martes, 10 de septiembre de 2013

ESTRENO MUNDIAL DE "UN CANTO A GALICIA" DE JULIO IGLESIAS EN A CORUÑA

EL "TROPEZÓN DE LA SUERTE" DE JULIO IGLESIAS EN EL ESTRENO DE SU CANTO A GALICIA EN A CORUÑA




Llegada de Julio Iglesias a Coruña. Quiqui Guimerans y yo lo recibimos en el Obelisco


Año 1971. Actuación tarde y noche  en el Pabellón de Deportes de Julio Iglesias y Victor Manuel, en este orden, ya que,"La Romería" y "El Abuelo Víctor", tenían más tirón que "Guewndoline o la "Vida sigue igual".

En la rueda de prensa ,que horas antes de la actuación habia dado en el Hotel Atlántico, Julio Iglesias -- Victor fue  más madrugador convocando su rueda de prensa 2 días antes del concierto -- se esforzó  en presentar una imagen jovial y agradable , sonriendo y riendo, desenfadadaménte ,ante las preguntas que lo señalaban como un cantante "soso" y "romántico", solo para "mayores":

--"No gesticulo con las manos porqué‚ no viene a cuento . Aparte de de ser tímido, estoy seguro de que, si moviera mucho las manos, en el transcurso de una canción lenta, me llamariaís exagerado, como lo haceís con Raphael...¨¿ Que solo gusto a mayores? . ¨Acaso a la juventud no le gustan tambián las canciones románticas?... Yo creo que sí, y por eso, a mis actuaciones suele asistir bastante juventud ".

Recuerdo que Julio se mostró, durante toda la rueda de prensa, muy  comunicativo, intentando desmontar, estrategicamente, la imagen promocional excesivamente "blanda", argumentada en el éxito del Festival de Benidorm y aderezada con episodios de juventud -- su fugaz estancia como portero en el Real Madrid de Juveniles ,y la fuerza de voluntad mostrada (con la guitarra como fiel compañera) en la recuperación de un grave accidente  que a punto estuvo de dejarlo inválido--.

No estaba del todo conforme con el entramado montado en su entorno que, eficazmente, habia proporcionado una imagen de desamparo, necesitado de cariño y comprensión. En ese intento, Julio Iglesias,no solo contestó a las preguntas, sino que, el mismo, suscitó en sus inteligentes respuestas nuevas preguntas que interesaban para el futuro de su carrera artística . La aparente fragilidad de una imagen de "chico bién" que "canta",dió paso a paso a la dimensión artística de una persona con las ideas muy claras y decidido a hacer carrera en el mundo de la canción.Sabía lo que quería y que para lograrlo,habóa que sufrir.  

Minutos antes del concierto de la tarde,con un Pabell¢n de Deportes abarrotado de público , los nervios de Julio eran ostensibles. Como presentador salgo al escenario con la referencia habitual de sus canciones más conocidas y del ‚éxito que estaba empezando a alcanzar en la música española . Actúa y se mete a la gente en el bolsillo y obtiene un buen recibimiento por parte del público. Baja del escenario sonriendo y se va al camerino conversando con Juanito Cebriann, al que conocía de Madrid.

Después de un breve descanso, subo de nuevo al escenario para presentar a Victor Manuel y me sitúo, para escuchar su actuación, a pié del escenario, en una zona próxima a los camerinos . En un momento dado,Julio se acerca a mi y lo felicito por su actuación .Seguimos comentando, en presencia de nuestro común amigo, Juan Cebrián, el éxito de público de la sesión de tarde y las expectativas de otro lleno para la sesión de la noche , en ese instante Julio se dirige a mi y dice:



Como no sabia la reacción de Víctor Manuel ante la propuesta, y teniendo en cuenta lo mucho que se valoraba el orden de actuación en un concierto -- la estrella siempre cerraba--,me ofrezco a hacer la gestión durante la cena que iba a compartir con Victor y su grupo, sin mucha esperanza de conseguir el cambio de orden en la sesión -de noche.

Al acabar la actuación Víctor se dirige al camerino y decido comentarle la petición de Julio Iglesias,
sin esperar a la cena...

--!Por mí encantado!...­.Así acabo antes y puedo ir a recoger a Ana Belén a la salida del teatro --Ana estaba representando una obra teatral en el Teatro Colón ,y se habían conocido por la tarde en la cafetería del Hotel Atlántico , quedando para la noche después deltrabajo de ambos --.! Vamos a cenar rápidamente... que salimos de primeros!, avisa Víctor a la gente de su grupo .

Con el " sí ", intento localizar a Julio Iglesias para darle la noticia, pero ya se había marchado a cenar por si la respuesta era "no".Me voy a cenar rápidamente con Víctor y cuando volvemos al Pabellón Julio ya estaba preparado, por si tenía que salir en primer lugar. Le comento que Víctor Manuel había accedido a su petición y, contento, me agradece la gestión.

Subo  al escenario para presentar la actuación de Víctor, que sale a escena vestido con camisa y pantalón vaquero, volviendo a conseguir un gran  éxito mientras Julio , que viste un impecable traje blanco, sigue a la espera con muestras de nerviosismo e inquietud.

Después del intermedio el concierto continúa. Con las luces apagadas, subo al escenario y me coloco en la posición de presentador.vSe enciende el "cañon" de seguimiento y empiezo a "largar" la historia del estreno "mundial" al que a continuación vamos a asistir. Al terminar la parrafada , giro y extiendo el brazo señalando la entrada de artistas al escenario que se ilumina para recibir , entre aplausos, la presencia de Julio Iglesias que ya estaba subiendo, con carrerilla incluida, la pequeña escalera de acceso. En vista de lo cual inicio la retirada aplaudiendo su inminente presencia...

EL “TROPEZÓN”

Tal vez cegado por la luz o por efecto de los nervios que incrementan los problemas de locomoción que  tiene, como secuela de su grave accidente, Julio se "come" el último escalón y tropieza. Desequilibrado y "casi" a cuatro patas , hace su entrada triunfal en el es-
cenario entre aplausos, y alguna que otra risa " caritativa "

Al ver el tropezón, me dirijo  hacia ‚él con ademán de ayudarlo. No hizo falta. Rápidamente  recupera la verticalidad y nos encontramos en el medio del escenario, donde nos damos un apretón de manos  al tiempo que, bromeando, le digo por lo bajo...­¡Eso si que es entrar con buen pié!...Julio ni se inmuta, y acompañado por los aplausos, se dirige al frente del escenario para comenzar la actuación que fue todo un éxito.

!Quién podía imaginarse que aquel tropezón fuera toda una premonición de triunfo!

.Nadie. Ni el mismo Julio Iglesias. La canción que aquella noche estrenó como primicia mundial en  Coru¤a,"Un Canto a Galicia", lo convertiría en una estrella a nivel imundial. Un afortunado tropezón de salida que inició una carrera de ‚éxito mundial que perdura a través de los años